11 libros importantes : un ejercicio en facebook

Destacado

xiomara

Foto: Alejandro Toro. 2012

Recibo de mi amiga Alicia Jiménez  lo siguiente:

“Haz una lista con 10 libros que hayan permanecido con contigo. No gastes mucho tiempo; no lo pienses mucho. No tienen porque ser grandes obras, sólo obras que te hayan marcado. Etiqueta a 20 amigos, aquellos que vos supongas que puedan llegar a apreciar este juego, incluyendo mi nombre en el final de tu etiquetado, de manera que yo pueda ver tu lista.”
Para realizar este ejercicio hice una lista de libros que leí en mi adolescencia y han tenido una gran importancia para mí:
1. Rayuela de Julio Cortázar
2. Frankestein de Mary Shelley
3. El Principito de Saint Exupery
4. Momo de Michael Ende
5. Poesía de Enriqueta Arvelo Larriva
6. Lanzas Coloradas de Arturo Uslar Pietri
7. Los Cuentos Grotescos de Pocaterra (Biblioteca Luis Fadul Hernández)
8. El Padrino de Mario Puzzo
9. El Anticristo de Nietzsche
10. Cuentos de García Márquez
11. Una habitación propia. Virginia Woolf

Anuncios

#188

 

descarga (1)

7-7-2018

Si hay alguien que ama y le teme a la escritura casi en igual proporción, esa soy yo, y cuando pienso en indagar dentro de mí, para saber por qué, como quien mira dentro de un pozo para encontrar la razón de tan extraño fenómeno, tengo la intuición de saber qué voy a encontrar:  el reflejo de mi rostro con marcas del tiempo que transcurre y a la vez con el tiempo detenido  en la misma y única expresión. La escritura me produce placer y me asusta.  Sin escribir no puedo vivir, escribiendo  me siento como si hubiese caminado durante días. Hoy en día, escribo a diario textos breves que luego borro o desaparezco como hojas secas de árboles que vuelan alto sin destino. La mayor parte del tiempo ando reconciliándome con las palabras que produzco, pero siempre terminan en un caos. Por suerte llevo un diario donde plasmo algunas ideas que esperan ser rescatadas, en ese proceso me encuentro.

#187

5-7-2018

Sueño con bailar contigo una canción de esas con mucho ritmo aunque no tenga profundidad de letra, ni compromiso social, ni inspirada en los acertijos de la vida. No  soy fanática de la moda insulsa, pero tampoco  soy en extremo filósofa delicada.  Y aunque yo leo por ejemplo: El Segundo Sexo de Simone de Beauvoir,  el mismo día coloco a todo volumen esa canción de Juanes  Pa Dentro porque soy del populacho también. Soy una ensalada de culturas, soy de aquí y soy de allá… y cuando escucho una cumbia, una salsa, un merengue campesino, un chamamé… pienso en ti mi amor, en las ganas de bailar  contigo, aunque tú no bailes al mismo son que yo y tengas los ojos azules y vivas en un país bajo 0º.

Veo el vídeo y escucho la canción: mi cuerpo se mueve a un ritmo materno ancestral, pero mi cerebro piensa en un racionalismo paterno heredado; pienso en la tesis doctoral que yo pudiera hacer de las imágenes del vídeo y su relación con fotografías y películas clásicas de los años 50, 60 y 70 o con el Titanic; además de la referencia al movimiento feminista en  su derecho de romper los estereotipos sexistas.  Una tesis doctoral sobre la semántica de la letra de la canción y su sentido implícito sexual como juego y elemento de seducción.

En conclusión, uno no puede negar sus orígenes de un lado ni de otro, llevo el calor de los países tropicales donde abunda las frutas y el frío de un país báltico donde pensar es el hobbie en invierno.

 

Spartacus

“Un clásico es una obra que suscita un incesante polvillo de discursos críticos, pero que la obra se sacude continuamente de encima”. Italo Calvino

 

Cuando yo era una niña de 8 a 11 años de edad, mi mamá veía películas clásicas de los años ’60 y ’70, me sentaba junto a ella y me conversaba de tú a tú sobre Kirk Douglas, Tony Curtis, Elizabteh Taylor, Omar Sherif, Sophia Lorens, Richard Burton, Anthony Quinn… Al recordar estas escenas de mi infancia me doy cuenta que tengo dos de sus conductas: fijarme especialmente en la banda sonora de las películas y volver a verlas varias veces.

Hace poco compré varias películas clásicas de esas décadas y hoy ví  Espartaco (1960) de Stanley Kubrick,  de inmediato reconocí a los actores principales sin titubear.  Confieso que las escenas románticas me empalagan.  Me impresionó el guión e investigué en la web. La película está basada en una novela del escritor  Howard Fast y el guión y la adaptación es de Dalton Trumbo. Me cautivó tanto  los diálogos que la pausé varias veces para tomar notas. Ahora tengo curiosidad de la novela ¿cuánto hay de la novela, cuánto del guionista?

Definitivamente los clásicos son obras  a las cuales hay que volver siempre porque nos habla de todo lo que se ha  dicho, pero nadie escucha; casi parafraseando a André Gide.  Aquí dejo algunos fragmentos, los que más me llamaron la atención, tomados de los subtítulos de la película:

1.En la escena se encuentra el senador Graco comprando una gallina para hacer “un sacrificio anticuado” a lo que Cayo Julio César le dice: Pensé que no creías en dioses y Graco le responde: en privado no creo en ellos, tú tampoco. En público creo en todos ellos.

2. En esta escena hay una fila de esclavos que son regalos a escoger para el General Craso de parte del Gobernador de Sicilia. Craso escoge a uno y lee la descripción que llevaba colgado en el cuello: Antonio Siciliano. Edad 26 años. Cantor de poesías. Craso le pregunta: ¿para quién practicabas este maravilloso talento?  Antonio contesta: para los hijos de mi amo. Le enseñaba los autores clásicos.

3. Un gladiador es como un caballo, debe ser mimado: los aceitaremos, bañaremos, afeitaremos, masajearemos y les enseñaremos a pensar. Un buen cuerpo con una mente estúpida no vale nada.

4. El general Craso: ya nos vemos como tontos. No nos veamos como payasos también. Vete por calles desconocidas, sin toques de trompetas. Vete en secreto.El senador Graco: ¿Las damas, desde cuándo son un vicio? Son una extravagancia, una debilidad.

5. Cualquiera puede aprender a pelear ¿Quién quiere aprender a pelear?  Un animal puede aprender a pelear;  pero recitar cosas bonitas y lograr que la gente crea en ellas…

6. Se encuentran en el baño el general Craso y Antonio el poeta – esclavo. Antonio friega el cuerpo de  Craso dentro de la bañera. Este fragmento se pudo ver  en la película solo después de 1991 porque fue censurada, para poder incorporarla de nuevo tuvieron que rehacer el sonido por un problema técnico. La voz que se escucha no es la del actor Laurance Olivier(General Craso)  porque ya había muerto para entonces, la voz que se puede apreciar  es la de Anthony Hopkins.

-El general Craso: ¿Robas Antonio?

-Antonio: no, amo

-C: ¿mientes?

-A: en lo posible, no

-C: ¿alguna vez has difamado dioses?

-A: no, amo

-C: ¿te abstienes de estos vicios por respeto a la moralidad?

-A: sí, amo

-C: ¿comes ostras?

-A: cuando las tengo, amo

-C:¿comes caracoles?

-A: no, amo

-C:¿crees que comer ostras es moral y comer caracoles es inmoral?

-A: no, amo

-C: Eso depende de los gustos de cada uno ¿no?

-A: sí, amo

-C: y el gusto no es lo mismo que el apetito y por lo tanto, ésa no es una cuestión moral ¿no?

-Antonio: podría decirse que no, amo

-C: A mí me gustan las dos cosas: las ostras y los caracoles

 

No sé si para todos es tan evidente como lo fue para mí, la analogía usada: ostras y caracoles para hablar sobre los gustos de preferencia sexual y el argumento que esto no tiene nada que ver con lo moral o inmoral.

7. El senador Graco dirigiéndose ante el senado: ¡Prefiero corrupción republicana y libertad republicana antes que aceptar la dictadura de Craso sin ningún tipo de libertad!

8. Espartaco: Soy libre ¿y qué sé? Ni siquiera sé leer. No sé nada. Nada. Y quiero saber. Eso quiero. Quiero saber todo: ¿por qué las estrellas se caen y los pájaros no? ¿dónde se va el sol en la noche? ¿por qué la luna cambia de forma? Quiero saber de dónde viene el viento.

9. Todos los hombre pierden al morir y todos mueren; pero los esclavos no pierden lo mismo que otros. Cuando un hombre libre muere, pierde el placer de la vida. El esclavo pierde el dolor de la vida. La muerte significa la libertad para el esclavo, por eso no temen a la muerte.

10. -Senador Graco: Hoy en día veo que todo cuesta dinero, veo que el patriotismo también cuesta ¿Cuál es su precio?

-General Craso: Mi elección como magistrado supremo, el comando de todas las legiones de Italia y la abolición de la autoridad senatorial (del senado).

-Senador Graco: Una dictadura.

11. La política es una profesión práctica. Si un criminal tiene lo que quieres, negocias con él.

 

 

Lecturas para estar al día (a veces) para relajarme (no siempre) y una canción para res(sus)pirar

 

Leo poco los periódicos y artículos de opinión porque me toca administrar mi tiempo en otras prioridades.   A partir de una conversación al final de esta mañana sobre gustos de autores de artículos de opinión hago la siguiente lista de escritores y periodistas a quienes me gusta leer:

1. Vargas Llosa

2. Elizabeth Burgos

3. Gabriel Zaid

4. Ibsen Pacheco

5. Gloria Álvarez

6. Rafael Poleo

7. Yael Farache

8. Alberto  Barrera Tyszka

9. Laureano Marquez

 

Cuando el cine es literatura. Atención: Spoiler de Annie Hall. (Está usted ya advertido)

  • “Saben últimamente pasan cosas muy raras por mi cabeza porque yo ya soy cuarentón y supongo que estoy pasando por alguna crisis vital, no sé, no me preocupa la vejez no soy de esos, aunque me estoy quedando calvo de la coronilla y eso es lo peor que se puede decir de mí; sin embargo, creo que con la edad mejoraré.  Sí, creo que seré un ejemplar del tipo viril calvo, digamos lo contrario de un distinguido canoso; a menos que no sea ninguno de los dos y acabe siendo uno de esos babeantes que con la bolsa de la compra en el brazo entra en la cafetería predicando el socialismo”.   Fragmento de la película Annie Hall.

De cine sé poco, puedo pasar meses sin ir al cine o sin ver películas en casa. No me gusta el cine, confieso, salvo algunas excepciones.  Cuando una película me gusta es más por razones distintas al entrenamiento de ver la historia. Los criterios para que me guste una película va más por la fotografía, las tomas, de cómo está contada la historia, lo que dice entre líneas, las referencias que hace a hechos históricos u obras, el guión  y los diálogos. Los efectos especiales me empalagan.  Y con esto no digo que yo tenga la razón en criterios para seleccionar películas buenas,  simplemente cuento mi relación con el cine.

Cuando me gusta una película la puedo verla varias veces; de Woddy Allen hay dos películas que me gustan y las he visto varias veces  y he descubierto que veo elementos nuevos o que no recordaba muchos detalles.  Una de esas películas es Annie Hall (1975) y la otra es Conocerás el hombre de tus sueños (2010).

Hoy he visto Annie Hall por tercera vez y esta vez los diálogos en ciertas escenas me generaron asombro a pesar que ya la había visto. Sentí que la había visto por primera vez.

El intro de la película es alucinante. He puesto la cita al comienzo de este texto.

 

  • También hay una parte donde Alvy le hace una escena de celos, le hace reclamos a Annie por su profesor de literatura:

         Alvy: Ese idiota que enseña esa increíble porquería de crisis contemporánea del                       hombre occidental 

        Annie: No tienes idea. “Motivos existenciales de la literatura rusa”

       Alvy: ¿Cuál es la diferencia? Todo es masturbación mental

 

En otra escena dice una frase que le atribuye al Marqués de Sade: Se le da tanta importancia al orgasmo para compensar las zonas vacías de la vida.

En la escena donde termina su relación con Annie le pregunta a una señora que va pasando por la calle por qué había terminado su relación, ésta le responde: ¨jamás es por algo que has hecho, las personas son así, el amor se marchita ¨.
Otras frases que aparecen en la película que me hacen gracia:
  • Es que no tiran la basura a la calle, la convierten en televisión ( al referirse a las calles limpias de Beverly Hills)
  • No hay crímenes por dinero, pero hay asesinatos rituales religiosos, hay asesinos macrobióticos
  • ¨No respondo bien a lo tierno, me pongo demasiado tierno, maduro y después me pudro¨.
  • ¨Uno siempre está intentando que las cosas sean perfectas en el arte porque en la vida es realmente difícil conseguirlo¨
  • “No te metas con la masturbación. Es hacer el amor con alguien a quien yo quiero”

Termina la película de manera magistral:

“…y recordé aquel viejo chiste, aquel del tipo que va al psiquiatra y le dice: Doctor, mi hermano está loco, cree que es una gallina.

Y el doctor responde: ¿Pues por qué no lo mete en un manicomio? Y el tipo le dice: Lo haría, pero necesito los huevos.

Pues, eso más o menos es lo que pienso sobre las relaciones humanas, saben, son totalmente irracionales y locas y absurdas, pero supongo que continuamos manteniéndolas porque la mayoría necesitamos los huevos.

 

 

Showcase(*)

 

A: Carlos, Jêrome y Yoko…

 

Mayo de 2009, mi último día en París: a consciencia hice una caminata por orillas del río Sena porque tenía el presentimiento de tardar algún tiempo en regresar, pasé  por el Puente de las Artes, el puente Alejandro III…impregnándome a cada paso de aromas, perfumes, sensaciones y miradas para dejarlos plasmados en mi memoria. Años después veo  un video de Adele “Someone like you”  donde ella hace el mismo recorrido que hice yo en esa oportunidad. ¡Qué coincidencia!

En mi visita del 2018 pensé hacer un  recorrido parecido, sola seguramente,  para mi grata  sorpresa,  por azares de la vida lo hice con tres personas: un francés, un venezolano  y una chica venezolana- japonesa, ellos no viven en París sino en Lille, pero estaban de visita en París para ver la exposición de joyas realizadas por artistas en el Museo de Artes Decorativas.  Caminamos con serenidad, hablamos de política, de las ventajas y maravillas de la democracia, de economía, de finanzas, de mis sueños, de mis angustias, mirábamos las embarcaciones, las paredes, los graffitis  y hasta una discoteca que hay allí debajo de uno de los puentes…

Yo escuchaba a mi amigo quien me resultaba encantador mientras pasaban las horas de la tarde, escuchaba a nuestros amigos que nos acompañaban muy de cerca  y susurraban en francés alguna cosa, alguna historia, alguna anécdota (él tiene una sonrisa y unos ojos que iluminan;  ella una delicadeza propia de las personas del Japón;  tengo  tanta curiosidad de Japón)  Me sentía privilegiada… vi y escuché a un gorrión en la punta de un árbol sin hojas, veía el curso del río, sentíamos frío, yo apretaba mis manos dentro de mi abrigo;  me sentía feliz y disfrutaba cada segundo de esa caminata tan agradable, de en vez en cuando aparecía el aroma de un delicioso perfume.   Pensaba en el recorrido que hacíamos, un poco más  debajo de donde lo había hecho yo antes, más cerca del agua;  pensaba en que al día siguiente estaría nuevamente en Lille de visita y que aún tendría la oportunidad de pasar después  unos días en París nuevamente, pensaba en Adele y su “Someone like you”, pensaba en que éramos cuatro personas caminando a orillas del río Sena compartiendo la maravillosa experiencia de conversar y compartir el calor humano en una ciudad tan grande, con tantas personas desconocidas, seguro con muchas soledades y con tanto frío. Pensaba que tal vez ellos no tendrían idea de mis meditaciones  en medio de mi escucha atenta y de mi felicidad, porque yo me sentía feliz como cuando uno siente el corazón enamorado gracias a algo tan  simple y tan extraordinario a la vez como lo es una caminata entre conversaciones con tres bonitas personas a orillas del río Sena en París en un mes de marzo mientras caía la tarde.

 

*Showcase: Es una discoteca que se encuentra debajo del Puente de Alejandro III del río Sena, cuenta con un sistema de sonido e iluminación que hace del sitio un lugar especial para bailar electro, house, disco y en ocasiones música en vivo, tiene vistas al río.

 

 

La profundidad de lo superficial

Cada vez que me subo al transporte público  me fijo en las personas que allí se encuentran.  Empiezo la transformación: les cambio el corte de cabello, el peinado, la ropa, el maquillaje, la actitud, los pongo a dieta…dentro de sí aplico lecturas y películas de autor.

Es increíble el resultado: mujeres de 40 y 50 años interesantes, hombre de 60 muy guapos, jóvenes hermosos. Es un ejercicio que me agrada hacer.

En la ciudad donde vivo, las personas en general  no se cuidan la alimentación ni hacen deportes, se cultivan poco. Pienso que es un problema educativo que poco tiene que ver con el hecho de que sean de clase baja o media. En la mayoría de los casos, el estilo de vida que llevan que los hace descuidados en su salud y en su desarrollo personal, hace que gasten más dinero y tiempo de lo necesario por ejemplo.

Una educación centrada en mejorar la calidad de vida a través de la responsabilidad, la autoestima, en el cuidado de sí mismo sería un importante cambio en una sociedad donde las jóvenes hermosas envejecen más temprano, los caballeros tienen en su mayoría problemas de higiene personal y la población en general tienen esquemas y toman decisiones basándose en suposiciones y supersticiones.

Cuando hago regalos siempre obsequio libros. Hay quienes opinan que no es nada interesante regalar libros y menos a niños, pero muchas son las anécdotas que demuestran lo contrario: los niños adoran los libros. En estas navidades pasadas regalé varios libros de poesía, cuentos y revistas en una ferretería, en una venta de comida rápida, en un puesto de ventas de cds y dvds y en una venta de cervezas  ¿El resultado? Alegría, agradecimiento y ahí mismo junto al perro caliente o junto a la cerveza hubo lectores a montón y hasta ciertas discusiones porque se peleaban por los libros.

Elizabeth tiene seis años, es la prima de mi hija Verónica y siempre me manifiesta con emoción que ama los libros que le regalo. Esta vez me agradeció el último que le obsequié y lleva una veintena de lecturas porque le encanta que su prima, mi hija, su tío y su padre le lean en voz alta mientras mira las hermosas ilustraciones de ROSAURA EN BICICLETA.

images

“Todas las mananas Rosaura va en su bicicleta a comprar la leche y el pan a la bodega”

 

ROSAURA EN BICICLETA.

Autor:  Daniel Barbot

Ilustraciones:   Faría, Rosana

 

 

 

 

 

 

 

Ellos no comieron paté

 

El pequeño salón está lleno de personas que hablan y ríen, toman ponche, saborean un exquisito mousse de “La Fruta de la Pasión” que tiene la particularidad de mostrar el paraíso por fracciones de segundos; todos comen paté…

Él es moreno, tiene en sus facciones la fuerza de antiguos caciques.  Él es montañista y ama el idioma francés, eso dijo un día.

En el fondo del saloncito, se reproduce en un televisor, porque ahora la música se puede escuchar desde un televisor, una canción que se llama “La Pluie”. Nadie parece percibirla. A mí me empapó.

Ella parece que lo arropa con sus ojos y él  con las alas que se trajo del espíritu de un cóndor  cuando fue a caminar por las montañas; un día dijo que era montañista y que amaba el idioma francés.

Él tiene una sonrisa que no pudieron apresar las discusiones sobre política y economía en Venezuela, porque él es un soñador que camina sobre nubes de utopías y a veces se zambulle en lagos de realidad.

Ella parece que lo abriga cada vez que parpadea.

Ellos hicieron un pequeño planeta sin volcanes y sin baobabs en medio de un “Au Rendez-vous des Amis”. Ella ama la música francesa, sobretodo cuando llueve y más si brilla el sol.

Hay algarabía, hay personas comiendo y bebiendo, hablando y riendo; ellos murmuran palabras que son excusas para sus silencios porque nada tienen que decirse más que el abrazo de sus ojos y las alas que agitan sus corazones.

 

Mujer número 1.

dolor espalda mujer

Tomo una o dos cervezas todos los días, me gustan los zapatos de tacón medio, preferiblemente tacón 5 ó 7; me gusta la pintura de uñas de color rojo, me gusta la literatura, leer algo todos los días en la noche justo antes de acostarme, sentada en mi estudio frente a mi jardín mientras tomo una taza de té o una cerveza o un trago de whisky. Me gusta la música, la fotografía y el arte.

Me gusta bailar salsa, merengue, cha-cha, mambo, milonga…

Puede sonar extraño, pero no me gusta recibir regalos; prefiero una invitación a comer, a tomar un café, o un buen perfume. Adoro: L’Eau d’Issey, Les Voyages de Hermes, Hugo Boss unisex, Channel Nº 5…Los obsequios convirtieron mi casa en una colección de cosas que no uso. Todos los días salgo con algo que regalar para evitar la acumulación.

No me gusta maquillarme los labios, no fumo; odio los crocs y el olor a cigarro…Se me hacen pesados los fanáticos religiosos,  políticos o por los deportes. No me agrada en lo absoluto el exceso de confianza de parte de un hombre que no me conozca bien y se empeña en llamarme: bebé, linda, nena, preciosa, muñeca…

Si trabajo muy seguido en la computadora o con el teléfono tengo descargas eléctricas en la puntas de los dedos  durante la noche  que luego me provocan problemas para dormir.

Me gusta la moda clásica, los hombres clásicos que se cuidan: que cuidan lo que comen y lo que beben,  tienen modales en la mesa,  huelen bien, son organizados, son corteses, son calmados…

Me gusta caminar, las montañas, el campo, el olor a mastranto y a estoraque.

 

 

C’est la vie !

Etiquetas

,

Hoy me levanté más temprano de costumbre para asistir a un programa de radio que conduce Michell Geraldine (@usagimichell ) llamado “El rincón del loco”, Yussef consiguió la cita con el objetivo de difundir las actividades que realizamos en la Alianza Francesa de Barinas. Luego me fui a hacer algunas compras en el mercado La Carolina. Adoro ir al mercado. Sentir el aroma de las frutas, las flores y las especies, me hace sentir contenta. Compré flores y dos ramilletes de eucaliptos.
En los últimos meses he cambiado mi estilo de vida radicalmente. Ahora soy “Ama de Casa”. Mi cerebro ha cambiado, salir de eso que llaman “zona de confort” me producía terror, tener que aprender cosas nuevas, cambiar mis rutinas y tener que enfrentar situaciones nuevas. Por diferentes razones me tocó cambiar mis esquemas, por ejemplo he aprendido a cocinar en los últimos cuatro meses; antes no era ama de casa, ahora sí.

Paso coleto mientras escucho:

Cocino mientras escucho a:

Descubro facetas nuevas y me reinvento. Salir temprano en la mañana para comprar vegetales y frutas en el mercado para preparar el almuerzo me permite disfrutar de la ciudad en horas que no hay tanto calor (al menos no hace 40º) y hay poco tráfico. La ciudad donde vivo es hostil: la temperatura, la falta de estética en su organización, el ruido, la actitud impulsiva de la mayoría de las personas, el irrespeto constante de las normas de convivencia…; sin embargo he tomado la decisión de mirar las cosas que me gustan de ella, por ejemplo: las nubes, siempre me ha gustado ver las nubes y aquí es posible porque es llano. Me gusta la autoestima de las mujeres de estratos humildes en general, no les importa si tienen kilos de más o no cumplir con los cánones convencionales de belleza, ni la moda y la elegancia de las pasarelas; ellas se muestran y caminan con una actitud de “no me importa lo que piensa la gente”. Eso es algo que admiro de estas mujeres, sobretodo luego de conocer algunas de otros niveles socio-económicos o culturales insoportablemente bonitas, perfectas; salvo que estaban tristes y tenían la autoimagen de muy feas. Al principio de conocerlas pensé que era broma. Las mujeres de aquí tienen que lidiar con muchos problemas, todas tienen historias de amores rotos, tienen sobrepeso, otras están muy flacas; están jodidas, pero no están tristes. No tienen tiempo para estarlo. Hay cosas que detesto de esta ciudad y otras que me cautivan. C’est la vie !

Minientrada

La historia, lo fantástico y la ficción

Etiquetas

, , , , , ,

Marinela Araque es una investigadora que escribe todos los domingos en un periódico local de Barinas, provincia de Venezuela.  Ella narra las historias de una manera que me hace sentir que miro los hechos por una ranura del tiempo; se me eriza la piel del terror de los tiempos de la guerra y la hambruna; me conmuevo por las injusticias, o por la belleza de lo provinciano. Sus habilidades narrativas cumplen el objetivo que se ha trazado: rememorar para no olvidar la historia y la identidad local. ¡Éste es un ejemplo de como la historia supera la ficción!

Cartel diseñado por: Samuel Hurtado, 2014Imagen

Haz click a la foto para leer el contenido:

Imagen

Minientrada

Amo estar a solas!

Etiquetas

, , , , , , , ,

Amo estar a solas, en silencio. Sumergirme en la lectura de los libros que siempre me esperan y el canto de las aves por la mañana. En mi casa hay mucho silencio sólo los pájaros se atreven a hacer presencia en el jardín. No me gustan las visitas inesperadas. Ahora, por ejemplo, cae una suave lluvia,  escucho la levedad de sus pasos y percibo su aroma cuando toca el suelo.

P1110241

Minientrada

no mires hacia abajo

Etiquetas

, , , , , , , ,

jueves, 2 de enero de 2014

No mires hacia abajo

 
Comienza la película, un hombre se asoma por encima de una pared, parece muy alto,  lleva sombrero de copa; luego aparece caminando con zancos. Las primeras imágenes entre calles y árboles dan una sensación de fotografías llenas de nostalgia. Me atrapó la película,  empecé a verla sin perder detalles, porque es una película de detalles. A lo largo de trama se menciona dos veces la frase que la titula: “no mires hacia abajo”; pero hay que leerla, es inaudible.

Poemas en medio de los parlamentos, citas textuales,  me hicieron sentir que leía un libro de poesía en prosa trasladado a imágenes, a escenas; está llena de metáforas y licencias literarias. Me sentí identificada con algunos de los personajes.

Se puede decir que es una película para adultos porque tiene escenas explicitas de sexo; sin embargo, el director trata el desnudo y el sexo de una manera tan natural y poética, que uno se reconcilia con el desnudo y se aleja del pudor.

Durante toda la película tuve la sensación que me era familiar, me trajo a la memoria el film “El lado oscuro del corazón”; escenas o recursos que nada parecían asemejarse y sin embargo, yo sentía que en algo se parecían. Al terminar la película, busqué en Internet para confirmar que las dos son del director Eliseo Subiela.

“No mires para abajo”,  para disfrutarla como la lectura de un buen libro en imágenes  y para aprender, como deberíamos aprender, cuando somos adolescente de los adultos.

 

 

Imagen