La profundidad de lo superficial

Cada vez que me subo al transporte público  me fijo en las personas que allí se encuentran.  Empiezo la transformación: les cambio el corte de cabello, el peinado, la ropa, el maquillaje, la actitud, los pongo a dieta…dentro de sí aplico lecturas y películas de autor.

Es increíble el resultado: mujeres de 40 y 50 años interesantes, hombre de 60 muy guapos, jóvenes hermosos. Es un ejercicio que me agrada hacer.

En la ciudad donde vivo, las personas en general  no se cuidan la alimentación ni hacen deportes, se cultivan poco. Pienso que es un problema educativo que poco tiene que ver con el hecho de que sean de clase baja o media. En la mayoría de los casos, el estilo de vida que llevan que los hace descuidados en su salud y en su desarrollo personal, hace que gasten más dinero y tiempo de lo necesario por ejemplo.

Una educación centrada en mejorar la calidad de vida a través de la responsabilidad, la autoestima, en el cuidado de sí mismo sería un importante cambio en una sociedad donde las jóvenes hermosas envejecen más temprano, los caballeros tienen en su mayoría problemas de higiene personal y la población en general tienen esquemas y toman decisiones basándose en suposiciones y supersticiones.

Cuando hago regalos siempre obsequio libros. Hay quienes opinan que no es nada interesante regalar libros y menos a niños, pero muchas son las anécdotas que demuestran lo contrario: los niños adoran los libros. En estas navidades pasadas regalé varios libros de poesía, cuentos y revistas en una ferretería, en una venta de comida rápida, en un puesto de ventas de cds y dvds y en una venta de cervezas  ¿El resultado? Alegría, agradecimiento y ahí mismo junto al perro caliente o junto a la cerveza hubo lectores a montón y hasta ciertas discusiones porque se peleaban por los libros.

Elizabeth tiene seis años, es la prima de mi hija Verónica y siempre me manifiesta con emoción que ama los libros que le regalo. Esta vez me agradeció el último que le obsequié y lleva una veintena de lecturas porque le encanta que su prima, mi hija, su tío y su padre le lean en voz alta mientras mira las hermosas ilustraciones de ROSAURA EN BICICLETA.

images

“Todas las mananas Rosaura va en su bicicleta a comprar la leche y el pan a la bodega”

 

ROSAURA EN BICICLETA.

Autor:  Daniel Barbot

Ilustraciones:   Faría, Rosana

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Ellos no comieron paté

images (10)

El pequeño salón está lleno de personas que hablan y ríen, toman ponche, saborean un exquisito mousse de “La Fruta de la Pasión” que tiene la particularidad de mostrar el paraíso por fracciones de segundos; todos comen paté…

Él es moreno, tiene en sus facciones la fuerza de antiguos caciques.  Él es montañista y ama el idioma francés, eso dijo un día.

En el fondo del saloncito, se reproduce en un televisor, porque ahora la música se puede escuchar desde un televisor, una canción que se llama “La Pluie”. Nadie parece percibirla. A mí me empapó.

Ella parece que lo arropa con sus ojos y él  con las alas que se trajo del espíritu de un cóndor  cuando fue a caminar por las montañas; un día dijo que era montañista y que amaba el idioma francés.

Él tiene una sonrisa que no pudieron apresar las discusiones sobre política y economía en Venezuela, porque él es un soñador que camina sobre nubes de utopías y a veces se zambulle en lagos de realidad.

Ella parece que lo abriga cada vez que parpadea.

Ellos hicieron un pequeño planeta sin volcanes y sin baobabs en medio de un “Au Rendez-vous des Amis”. Ella ama la música francesa, sobretodo cuando llueve y más si brilla el sol.

Hay algarabía, hay personas comiendo y bebiendo, hablando y riendo; ellos murmuran palabras que son excusas para sus silencios porque nada tienen que decirse más que el abrazo de sus ojos y las alas que agitan sus corazones.

 

Mujer número 1.

dolor espalda mujer

Tomo una o dos cervezas todos los días, me gustan los zapatos de tacón medio, preferiblemente tacón 5 ó 7; me gusta la pintura de uñas de color rojo, me gusta la literatura, leer algo todos los días en la noche justo antes de acostarme, sentada en mi estudio frente a mi jardín mientras tomo una taza de té o una cerveza o un trago de whisky. Me gusta la música, la fotografía y el arte.

Me gusta bailar salsa, merengue, cha-cha, mambo, milonga…

Puede sonar extraño, pero no me gusta recibir regalos; prefiero una invitación a comer, a tomar un café, o un buen perfume. Adoro: L’Eau d’Issey, Les Voyages de Hermes, Hugo Boss unisex, Channel Nº 5…Los obsequios convirtieron mi casa en una colección de cosas que no uso. Todos los días salgo con algo que regalar para evitar la acumulación.

No me gusta maquillarme los labios, no fumo; odio los crocs y el olor a cigarro…Se me hacen pesados los fanáticos religiosos,  políticos o por los deportes. No me agrada en lo absoluto el exceso de confianza de parte de un hombre que no me conozca bien y se empeña en llamarme: bebé, linda, nena, preciosa, muñeca…

Si trabajo muy seguido en la computadora o con el teléfono tengo descargas eléctricas en la puntas de los dedos  durante la noche  que luego me provocan problemas para dormir.

Me gusta la moda clásica, los hombres clásicos que se cuidan: que cuidan lo que comen y lo que beben,  tienen modales en la mesa,  huelen bien, son organizados, son corteses, son calmados…

Me gusta caminar, las montañas, el campo, el olor a mastranto y a estoraque.

 

 

C’est la vie !

Etiquetas

,

Hoy me levanté más temprano de costumbre para asistir a un programa de radio que conduce Michell Geraldine (@usagimichell ) llamado “El rincón del loco”, Yussef consiguió la cita con el objetivo de difundir las actividades que realizamos en la Alianza Francesa de Barinas. Luego me fui a hacer algunas compras en el mercado La Carolina. Adoro ir al mercado. Sentir el aroma de las frutas, las flores y las especies, me hace sentir contenta. Compré flores y dos ramilletes de eucaliptos.
En los últimos meses he cambiado mi estilo de vida radicalmente. Ahora soy “Ama de Casa”. Mi cerebro ha cambiado, salir de eso que llaman “zona de confort” me producía terror, tener que aprender cosas nuevas, cambiar mis rutinas y tener que enfrentar situaciones nuevas. Por diferentes razones me tocó cambiar mis esquemas, por ejemplo he aprendido a cocinar en los últimos cuatro meses; antes no era ama de casa, ahora sí.

Paso coleto mientras escucho:

Cocino mientras escucho a:

Descubro facetas nuevas y me reinvento. Salir temprano en la mañana para comprar vegetales y frutas en el mercado para preparar el almuerzo me permite disfrutar de la ciudad en horas que no hay tanto calor (al menos no hace 40º) y hay poco tráfico. La ciudad donde vivo es hostil: la temperatura, la falta de estética en su organización, el ruido, la actitud impulsiva de la mayoría de las personas, el irrespeto constante de las normas de convivencia…; sin embargo he tomado la decisión de mirar las cosas que me gustan de ella, por ejemplo: las nubes, siempre me ha gustado ver las nubes y aquí es posible porque es llano. Me gusta la autoestima de las mujeres de estratos humildes en general, no les importa si tienen kilos de más o no cumplir con los cánones convencionales de belleza, ni la moda y la elegancia de las pasarelas; ellas se muestran y caminan con una actitud de “no me importa lo que piensa la gente”. Eso es algo que admiro de estas mujeres, sobretodo luego de conocer algunas de otros niveles socio-económicos o culturales insoportablemente bonitas, perfectas; salvo que estaban tristes y tenían la autoimagen de muy feas. Al principio de conocerlas pensé que era broma. Las mujeres de aquí tienen que lidiar con muchos problemas, todas tienen historias de amores rotos, tienen sobrepeso, otras están muy flacas; están jodidas, pero no están tristes. No tienen tiempo para estarlo. Hay cosas que detesto de esta ciudad y otras que me cautivan. C’est la vie !

Minientrada

La historia, lo fantástico y la ficción

Etiquetas

, , , , , ,

Marinela Araque es una investigadora que escribe todos los domingos en un periódico local de Barinas, provincia de Venezuela.  Ella narra las historias de una manera que me hace sentir que miro los hechos por una ranura del tiempo; se me eriza la piel del terror de los tiempos de la guerra y la hambruna; me conmuevo por las injusticias, o por la belleza de lo provinciano. Sus habilidades narrativas cumplen el objetivo que se ha trazado: rememorar para no olvidar la historia y la identidad local. ¡Éste es un ejemplo de como la historia supera la ficción!

Cartel diseñado por: Samuel Hurtado, 2014Imagen

Haz click a la foto para leer el contenido:

Imagen

Minientrada

Amo estar a solas!

Etiquetas

, , , , , , , ,

Amo estar a solas, en silencio. Sumergirme en la lectura de los libros que siempre me esperan y el canto de las aves por la mañana. En mi casa hay mucho silencio sólo los pájaros se atreven a hacer presencia en el jardín. No me gustan las visitas inesperadas. Ahora, por ejemplo, cae una suave lluvia,  escucho la levedad de sus pasos y percibo su aroma cuando toca el suelo.

P1110241

Minientrada

no mires hacia abajo

Etiquetas

, , , , , , , ,

jueves, 2 de enero de 2014

No mires hacia abajo

 
Comienza la película, un hombre se asoma por encima de una pared, parece muy alto,  lleva sombrero de copa; luego aparece caminando con zancos. Las primeras imágenes entre calles y árboles dan una sensación de fotografías llenas de nostalgia. Me atrapó la película,  empecé a verla sin perder detalles, porque es una película de detalles. A lo largo de trama se menciona dos veces la frase que la titula: “no mires hacia abajo”; pero hay que leerla, es inaudible.

Poemas en medio de los parlamentos, citas textuales,  me hicieron sentir que leía un libro de poesía en prosa trasladado a imágenes, a escenas; está llena de metáforas y licencias literarias. Me sentí identificada con algunos de los personajes.

Se puede decir que es una película para adultos porque tiene escenas explicitas de sexo; sin embargo, el director trata el desnudo y el sexo de una manera tan natural y poética, que uno se reconcilia con el desnudo y se aleja del pudor.

Durante toda la película tuve la sensación que me era familiar, me trajo a la memoria el film “El lado oscuro del corazón”; escenas o recursos que nada parecían asemejarse y sin embargo, yo sentía que en algo se parecían. Al terminar la película, busqué en Internet para confirmar que las dos son del director Eliseo Subiela.

“No mires para abajo”,  para disfrutarla como la lectura de un buen libro en imágenes  y para aprender, como deberíamos aprender, cuando somos adolescente de los adultos.

 

 

Imagen

Minientrada

Manual para no perder el tiempo

Etiquetas

, , , , , , , , ,

1-1-2014

El tiempo y sus concepciones científicas y filosóficas. Si hay algo que me aterroriza es sentir que pierdo el tiempo, eso tiene un sentido subjetivo. ¿Qués es perder el tiempo? ¿Cuándo lo pierdo?
En una oportunidad sentí que todas las mañanas de mi vida se iban por un agujero negro. Veía pasar las horas caminar de puntillas frente a mí y no podía retenerlas. Pensaba todos los días que la solución era planificar mi día a día, emprender proyectos, realizar lecturas, estudiar, escribir…pero nada. Realizaba tareas inútiles, que nada tenían que ver con mis gustos e intereses. Cada día me sentía más anulada.Al llegar las vacaciones, viajé por tres días a una ciudad cercana sólo a comprar libros; al regresar a mi casa, preparaba y tomaba té, me dedicaba al jardín, a la lectura y a escribir artículos; salía a pasear con mi hija…Sentí haber aprovechado el tiempo al máximo, de haberlo gozado a plenitud. Ésta era mi manera de vivir mi tiempo con felicidad. Me imagino que para otros sería lo contrario, perder el tiempo.

Entonces ¿cómo se forma la percepción de perder o de aprovechar el tiempo? ¿Se encuentra condicionado por sistemas o mecanismos de recompensas y reconocimientos? ¿el esfuerzo y el trabajo como valor? ¿lo que nos gusta o nos hace feliz?

Una parte del tiempo es mía; otra, me la compran o la vendo por horas-trabajo. El tiempo que es mío, tengo el derecho de vivirlo como me da la gana, luego suspiro mejor.

Imagen

Minientrada

El último día del año, el primero en realidad

Etiquetas

, , , , , , , ,

martes, 31 de diciembre de 2013

La comodidad es un vicio peligroso, sobretodo en un mundo de constantes cambios. En los últimos dos meses me he hecho muchas preguntas con relación al papel que estoy desempeñando en el área laboral. En un balance que me hago mirándome al espejo, me doy cuenta que el tiempo y las circunstancias exigen otras maneras de abordar las situaciones, distintas a como las percibía hace cuatro años.

Me pregunto: ¿Hago algo o no hago nada? ¿Qué necesito conocer? ¿Sirve de algo lo que estoy emprendiendo? Y otras más que me reservo.
Al final del día siguen las misma preguntas y algunas respuestas que parecen otras interrogantes.
A pocas horas de los rituales de nuevo año del calendario solar, luego de cambios de varios aspectos de mi vida en los últimos 60 días de éste año, comprendo que voy rumbo a un viaje de constantes cambios que debo asumir porque rompen con una cierta comodidad. Éste día prepararé las notas con la cual e
mpezaré nuevos proyectos, ideas, trabajos, nuevos espacios, lugares, amigos…dejando atrás lo que siento e intuyo ya no me sirve para soñar, para vivir, ni para crear.  Así son las etapas de la vida.
Éste año que comienza estoy dispuesta a realizar tareas en extremo distintas a lo que estoy acostumbrada. Me alejaré por completo de quienes llevan una nube gris sobre sus cabezas e invitan constantemente a compartir la tormenta de ideas tristes y quejumbrosas, de los pájaros de mal agüero.
Éste nuevo año doy la bienvenida a todo lo bueno que me espera, paso la página y comienzo una nueva vida.

Imagen

Desde la provincia…

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Desde la provincia de cualquier lugar del mundo…

Hoy, 28 de diciembre 2013,  comienzo  un nuevo proyecto, la transmisión de micros de audios sobre poesía, lectura, libros y música. He colocado tres audios desde mi cuenta youtube a manera de prueba e inicio.

La idea de llevar a audio, poemas y conversaciones sobre temas de literatura y música,  nació a mediados del 2011, a partir de un taller con personas invidentes que impartí, ellos plantean la problemática de no tener acceso a la literatura en general.   La idea la presenté a varias instituciones culturales; tuve paciencia, hasta que comprendí que podía realizarlo con mayor libertad de manera particular.

Desde noviembre de 2013 cuento con el apoyo del Ministerio de Ciencia y Tecnología de Venezuela para compartir temas sobre literatura, arte y música que pocas veces encontramos en la radio o la televisión.

Todos lo audios son donados a la Asociación de Personas Invidentes de algunas provincias de Venezuela.

Un agradecimiento especial a María Eugenía Gómez y Heli Quiroz por su gentileza y orientaciones (Fundacite)

Soy xiomara ortega desde la provincia de Venezuela o de cualquier país donde me encuentre el día.

     .Imagen