A: Carlos, Jêrome y Yoko…

 

Mayo de 2009, mi último día en París: a consciencia hice una caminata por orillas del río Sena porque tenía el presentimiento de tardar algún tiempo en regresar, pasé  por el Puente de las Artes, el puente Alejandro III…impregnándome a cada paso de aromas, perfumes, sensaciones y miradas para dejarlos plasmados en mi memoria. Años después veo  un video de Adele “Someone like you”  donde ella hace el mismo recorrido que hice yo en esa oportunidad. ¡Qué coincidencia!

En mi visita del 2018 pensé hacer un  recorrido parecido, sola seguramente,  para mi grata  sorpresa,  por azares de la vida lo hice con tres personas: un francés, un venezolano  y una chica venezolana- japonesa, ellos no viven en París sino en Lille, pero estaban de visita en París para ver la exposición de joyas realizadas por artistas en el Museo de Artes Decorativas.  Caminamos con serenidad, hablamos de política, de las ventajas y maravillas de la democracia, de economía, de finanzas, de mis sueños, de mis angustias, mirábamos las embarcaciones, las paredes, los graffitis  y hasta una discoteca que hay allí debajo de uno de los puentes…

Yo escuchaba a mi amigo quien me resultaba encantador mientras pasaban las horas de la tarde, escuchaba a nuestros amigos que nos acompañaban muy de cerca  y susurraban en francés alguna cosa, alguna historia, alguna anécdota (él tiene una sonrisa y unos ojos que iluminan;  ella una delicadeza propia de las personas del Japón;  tengo  tanta curiosidad de Japón)  Me sentía privilegiada… vi y escuché a un gorrión en la punta de un árbol sin hojas, veía el curso del río, sentíamos frío, yo apretaba mis manos dentro de mi abrigo;  me sentía feliz y disfrutaba cada segundo de esa caminata tan agradable, de en vez en cuando aparecía el aroma de un delicioso perfume.   Pensaba en el recorrido que hacíamos, un poco más  debajo de donde lo había hecho yo antes, más cerca del agua;  pensaba en que al día siguiente estaría nuevamente en Lille de visita y que aún tendría la oportunidad de pasar después  unos días en París nuevamente, pensaba en Adele y su “Someone like you”, pensaba en que éramos cuatro personas caminando a orillas del río Sena compartiendo la maravillosa experiencia de conversar y compartir el calor humano en una ciudad tan grande, con tantas personas desconocidas, seguro con muchas soledades y con tanto frío. Pensaba que tal vez ellos no tendrían idea de mis meditaciones  en medio de mi escucha atenta y de mi felicidad, porque yo me sentía feliz como cuando uno siente el corazón enamorado gracias a algo tan  simple y tan extraordinario a la vez como lo es una caminata entre conversaciones con tres bonitas personas a orillas del río Sena en París en un mes de marzo mientras caía la tarde.

 

*Showcase: Es una discoteca que se encuentra debajo del Puente de Alejandro III del río Sena, cuenta con un sistema de sonido e iluminación que hace del sitio un lugar especial para bailar electro, house, disco y en ocasiones música en vivo, tiene vistas al río.

 

 

Anuncios