Cada vez que me subo al transporte público  me fijo en las personas que allí se encuentran.  Empiezo la transformación: les cambio el corte de cabello, el peinado, la ropa, el maquillaje, la actitud, los pongo a dieta…dentro de sí aplico lecturas y películas de autor.

Es increíble el resultado: mujeres de 40 y 50 años interesantes, hombre de 60 muy guapos, jóvenes hermosos. Es un ejercicio que me agrada hacer.

En la ciudad donde vivo, las personas en general  no se cuidan la alimentación ni hacen deportes, se cultivan poco. Pienso que es un problema educativo que poco tiene que ver con el hecho de que sean de clase baja o media. En la mayoría de los casos, el estilo de vida que llevan que los hace descuidados en su salud y en su desarrollo personal, hace que gasten más dinero y tiempo de lo necesario por ejemplo.

Una educación centrada en mejorar la calidad de vida a través de la responsabilidad, la autoestima, en el cuidado de sí mismo sería un importante cambio en una sociedad donde las jóvenes hermosas envejecen más temprano, los caballeros tienen en su mayoría problemas de higiene personal y la población en general tienen esquemas y toman decisiones basándose en suposiciones y supersticiones.

Cuando hago regalos siempre obsequio libros. Hay quienes opinan que no es nada interesante regalar libros y menos a niños, pero muchas son las anécdotas que demuestran lo contrario: los niños adoran los libros. En estas navidades pasadas regalé varios libros de poesía, cuentos y revistas en una ferretería, en una venta de comida rápida, en un puesto de ventas de cds y dvds y en una venta de cervezas  ¿El resultado? Alegría, agradecimiento y ahí mismo junto al perro caliente o junto a la cerveza hubo lectores a montón y hasta ciertas discusiones porque se peleaban por los libros.

Elizabeth tiene seis años, es la prima de mi hija Verónica y siempre me manifiesta con emoción que ama los libros que le regalo. Esta vez me agradeció el último que le obsequié y lleva una veintena de lecturas porque le encanta que su prima, mi hija, su tío y su padre le lean en voz alta mientras mira las hermosas ilustraciones de ROSAURA EN BICICLETA.

images

“Todas las mananas Rosaura va en su bicicleta a comprar la leche y el pan a la bodega”

 

ROSAURA EN BICICLETA.

Autor:  Daniel Barbot

Ilustraciones:   Faría, Rosana

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios